martes, 18 de diciembre de 2018

SOBRE EL DUELO 

En el corazón de la experiencia del duelo hay una atención aguda y dolorosa hacia eso que 'falta' en tu experiencia presente, lo que 'ya no está', lo que ha sido 'perdido' y que 'jamás volverá'; hacia la ausencia de algo o alguien, en lugar de su amorosa presencia. 

El duelo contiene la destrucción de un sueño con el que nos habíamos familiarizado y nos decía 'como iban a ser las cosas', contiene una ruptura del estatus quo, la destrucción de las expectativas, la ruina de las esperanzas; y los planes más preciados ahora se han convertido en escombros.

La sanación implica un cambio sutil pero radical en este enfoque - de lo que está ausente a lo que está presente, de lo que ha sido perdido a lo que nunca se pierde, de lo que ya no está aquí (y nunca regresará) a lo que aún está aquí, y nunca habrá de irse. De la muerte a la vida. Del amor perdido, al amor, a pesar de la pérdida. De la ausencia a la presencia. Del drama a la respiración.

Una invitación a ser aquí, en donde tu ser querido sigue viviendo, como presencia, como el Infinito.

- Jeff Foster 

domingo, 16 de diciembre de 2018

Mind of Brando

Qué importa esperarte un ratito, cuando hace más de una vida que nos venimos queriendo encontrar. 
Brando. Cartas al tiempo.



Imagen: "Prueba de iluminación" del fotógrafo Esteban Solano (Dell'Arte fotografía).

sábado, 15 de diciembre de 2018

Al ver verás...

"Todo dura un instante para toda la vida" dice el flaco.

Esos instantes que no vas a olvidar, definen tu vida, es como el sueño, uno solo sueña los últimos minutos y despierta, y cree que soñó toda la noche.
A veces recordamos ese instante, y con el existimos para toda la vida.

El instante de la primera vez que trepé a un árbol, el olor a mandarinas de la planta de mi abuelo.
Cuando abrí la caja que me trajo mi papá y era la perrita que crecería conmigo.
La carta que mi amigo invisible dejó en el buzón y era el chico que me gustaba.
La vecina que nos gritaba por embarrarle la vereda con la bici.
El primer beso.
El primer amor a los 16.
Ese segundo exacto donde supiste, que el otro con una caricia te podía hacer vibrar.
El primer amor de verdad, ese que tocó el alma sin pedir permiso.
Ese instante donde se quedó con vos, y pensaste en la eternidad.
Cuando siguieron caminos distintos porque entendiste, que la vida, recién estaba empezando.
El primer dolor del corazón.
La canción que te rompió el alma.
El amor después del amor (diría Fito)
La canción que te la emparchó.
La primera vez que sentiste que no podías más, y le tiraste ese manotazo a la vida, que te hizo invencible para siempre.
La vez que entendiste que no, que no morís por amor, en todo caso si algo se pareciera a eso, sería desamor a vos misma.
La vez que entendiste que el hecho de que alguien se fuera, podía ser lo mejor que te pasara en la vida, y recordar ese momento de calma donde sabías que te la ausencia a veces te regala una oportunidad.
Oportunidad de volver a ser vos.
Cuando te cayó la ficha de que el amor no es dolor.
El amor es calma.
El amor se construye, pero cuando del otro lado hay alguien que cuando se "viste" le combina la cabeza con el corazón, porque las mascaras son para el carnaval, y quedan como el culo.
El instante en que comprendiste que lo que necesitás, lo tenés que hacer vos, por vos, y nadie más.
Que el otro te puede acompañar, y viceversa.
El momento donde supiste que unos brazos eran el mejor lugar del mundo.
El momento donde entendiste que ya no estabas necesitando, estabas eligiendo.
Lo real.
Elegimos todo el tiempo.
Elegimos ese instante que se quedará entre mil.
Elegimos todos los instantes que vamos a ser o lo que haremos con ellos.

"Todo dura un instante para toda la vida"
Nosotros, somos un instante.
a ver si nos dejamos de joder de una puta vez dejando de tirar el tiempo a la basura, con lo que posta, no importa.
Con lo que posta, no vale ni tres segundos de pena.
Ni tres segundos de nada.

Wolola

viernes, 14 de diciembre de 2018

Epigrama con muro - Poemas de Mario Benedetti

Foto/Arte:  Noell S. Ozsvald

Epigrama con muro
Poema publicado el 10 de Noviembre de 2008

       
Entre tú y yo/mengana mía/ se levantaba
un muro de Berlín hecho de horas desiertas
añoranzas fugaces
              
tú no podías verme porque montaban guardia
los rencores ajenos
yo no podía verte porque me encandilaba
el sol de tus augurios
              
y no obstante solía preguntarme
cómo serías en tu espera
si abrirías por ejemplo los brazos
para abrazar mi ausencia
              
pero el muro cayó
se fue cayendo
nadie supo que hacer con los malentendidos
hubo quien los juntó como reliquias
              
y de pronto una tarde
te vi emerger por un hueco de niebla
y pasar a mi lado sin llamarme
            
ni tocarme ni verme
y correr al encuentro de otro rostro
rebosante de calma cotidiana               
              
otro rostro que tal vez ignoraba
que entre tú y yo existía
había existido
un muro de Berlín que al separarnos
desesperadamente nos juntaba
ese muro que ahora es sólo escombros
más escombros y olvido.

jueves, 13 de diciembre de 2018

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Abel Pintos - De Solo Vivir (Videoclip)


A menudo despierto y no encuentro el sentido
Aunque siempre me siento tan feliz de estar vivo
Cada tanto pregunto que podría haber sido
Si tomaba otro rumbo y hacia otro destino

A veces tengo miedo de encontrarme

Solo y desnudo frente al espejo
Ponerme sincero en voz alta, oír lo que pienso

Un rayo de luz no vuelve a caer en el mismo lugar

Un ave no vuelve la vista hacia atrás
Yo digo que el río me lleve hacia el mar
De solo vivir se trata mi vida

Que fortuna encontrarte aunque no lo elegimos

Que me cuentes tus sueños y que cuentes conmigo
Porque a veces tengo miedo de encontrarme solo y desnudo
Frente al espejo
Ponerme sincero en voz alta, gritar lo que siento

Un rayo de luz no vuelve a caer en el mismo lugar

Un ave no vuelve la vista hacia atrás
Yo digo que el río me lleve hacia el mar
De solo vivir

Un rayo de luz no vuelve a caer en el mismo lugar

Un ave no vuelve la vista hacia atrás
Yo digo que el río me lleve hacia el mar
Soltar y esperar un beso sentido sin miedo a volar
Un cuento que nunca me cuente el final
La dulce ironía de amar sin pensar
De solo vivir se trata mi vida.

martes, 11 de diciembre de 2018

Brando

A veces la tristeza te pinta la cara, asentándose en tus ojos como una máscara, diciéndole al mundo lo que vives, lo que dueles, lo que sangras.

Brando. Pensamientos de Luc. 

sábado, 8 de diciembre de 2018

Buda

"Existe el sufrimiento o infelicidad; existe la causa del sufrimiento; existe la posibilidad de acabar con el sufrimiento; existe el camino para acabar con el sufrimiento." 
Buda 



La palabra Dukkha ( en lenguaje Pali ) que traduce Sufrimiento o insatisfacción, Es uno de los pilares fundamentales de la filosofía Budista y la primera verdad enunciada por Buda, la cual, dice que todos los seres del mundo sufrimos y que las causas de este sufrimiento son el apego, el odio, la ira y la ignorancia.
El el sufrimiento puede ser considerado desde tres perspectivas:

1) dukkha como sufrimiento común (dukkha-dukkha);
2) dukkha producido por el cambio (viparinamadukkha),
3) dukkha como estados condicionados (samkhara- dukkha)

Todas las manifestaciones del sufrimiento inherentes a la vida tales como el nacimiento, la vejez, la enfermedad, la muerte, la asociación con personas y condiciones desagradables, la separación los seres amados y de las condiciones agradables, no lograr lo
que uno desea, la aflicción, la lamentación, la zozobra; en fin, todo lo aceptado universalmente como sufrimiento y dolor está incluido en dukkha como sufrimiento común.
Las sensaciones y condiciones agradables son impermanentes y no duran. Tarde o temprano cambian; cuando cambian engendran dolor, sufrimiento e infelicidad. El apego a estas cosas transitorias generan sufrimiento. Estas se incluyen en el sufrimiento por el cambio. La tercera condición o sufrimiento como estados condicionados, nos habla de que el ser humano es una suma de causas y condiciones que formarán un "yo", el apego a este "yo"convencional o el aceptar la idea que hay un "yo" genera sufrimiento. (También la realidad en la que vivimos está sujeta a causas y condiciones , es impermanente y todo lo impermanente y condicionado genera sufrimiento ).

¡Medita, despierta!

¡ Que todos los seres estemos libres de sufrimiento! 

viernes, 7 de diciembre de 2018

Brando. Cartas al tiempo

"Dicen que siempre se vuelve a Buenos Aires. Yo pienso que siempre volvería a ti, para amarte como amo a esta ciudad, que me dejó dejarla para quererla más. Y cada avenida me llama a perderme, y en el banco de una plaza encuentro un tango entre tus labios. Y en el delirio de su noche busco el aire de tu aliento, como si tuvieras Buenos Aires ardiendo en tus besos."

jueves, 6 de diciembre de 2018

Rhonda Byrne

"Cada segundo es una oportunidad para cambiar tu vida, porque en cualquier momento puedes cambiar lo que sientes. No importa lo que sintieras antes. No importa qué errores crees que cometiste. ¡Cuando cambias tus sentimientos, pasas a otra frecuencia, y la ley de la atracción te responde al instante! ¡Cuando cambias tus sentimientos, el pasado desaparece! Cuando cambias tus sentimientos, cambia tu vida". 

Rhonda Byrne

martes, 4 de diciembre de 2018

El sol del bodhisattva, José Manuel Martínez Sánchez, en Poemas espirituales



El viento nace profundo desde el silencio del horizonte,
camina tu corazón los pasos de la vida y de la muerte
en un mismo segundo, en una misma eternidad,
en un solo latir fugaz e inconquistable.

Tu corazón es ese viento que palpita
y lo hace surgir todo
desde la nada.

Caminas lejos de las sombras,
como un soldado que no teme al mañana
ni al frío cautiverio de ser el dueño
de lo efímero.

Vives sin prisa en una guerra que no temes,
porque la materia del temor no te reconoce
y aplacas la ira de los injustos regalando
tu silencio.

Lo das todo a cambio de nada y por eso
te has ganado a ti mismo. Eres el Buda
de la entrega, del amor que no desespera
recompensas. Tu entrega es tu regalo,
y tu corazón un tesoro que todos buscan
afuera. Tú vives dentro, y como la luz,
te proyectas de inmediato en lo oscuro,
otorgando claridad y destellos de pureza.

Los otros miran el sol directamente, cegándose,
irremediables. Tú no miras nada, sólo buscas
tu alma en el viento, el viento en el viento,
y siempre el sol aparece detrás tuyo, dirigiéndose
a donde tu mirada le lleve, buscando su luz en ti.