miércoles, 22 de junio de 2016

Bosque sumergido de Villa Traful

Villa Traful tiene menos de 500 residentes permanentes y se encuentra en el extremo sur de la provincia de Neuquén, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, en la Patagonia Argentina. 




Entre los principales atractivos de la zona, se encuentra el bosque sumergido: durante un terremoto ocurrido en el año 1960, se produce el desmoronamiento de una ladera boscosa que termino sumergida en el fondo del lago con ejemplares de hasta 30 metros de altura que permanecen increíblemente de pie. 

Desde entonces, el lugar es uno de los preferidos para bucear y recorrer el extraño paisaje subacuático. 


El bosque sumergido permanece sepultado sobre el lecho del lago con alguna de las copas de los árboles asomando en su superficie. 
Este es uno de los paseos más conocidos de la villa y al que se accede navegando. Se trata de un peculiar bosque de cipreses y coihues que se desprendió con la ladera entera hace más de 90 años, como consecuencia de un sismo en Chile. Nunca mejor dicho aquello de “los árboles mueren de pie”. La transparencia de las aguas del lago Traful es tal que se los ve enhiestos, sin corteza y sin hojas –por supuesto–, pero verticales y en perfecto estado.

Se los aprecia claramente en cualquier día sin viento, y más de un turista suele lanzarse desde la lancha para aproximarse a esos troncos grises que se recortan en el intenso azul.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada