viernes, 21 de octubre de 2016

Imperio de Hadas

Las hadas son pequeños seres luminosos que aparecen frecuentemente en los bosques profundos, las aguas de los arroyos y los centenarios árboles y llevan una varita que despiden infinidad de chispas luminosas. Han estado presentes en nuestra cultura desde tiempos inmemorables.

El significado de la palabra "hada" significa encantamiento y se representa como un ser pequeño y sobrenatural que posee poderes mágicos e intercede para bien o para mal en nuestros asuntos. Se desconoce su origen cultural, pero en la Edad Media van adquiriendo la forma que ha llegado a nuestra época.

En la época del Rey Arturo de Inglaterra, se habla mucho de los mundos de las hadas, mundos subterráneos donde ellas habitan. Se creía que eran malvadas por que secuestraban niños para educarlos a su manera y de allí los "cuentos de hadas", historias infantiles que nos han acompañado en nuestra niñez.

Desde tiempos ancestrales, en todas las tradiciones de todos los pueblos del mundo entero se ha creído en la existencia de estos seres.

Las Hadas o Fares corresponden a la misma corriente de vida que los "de la Naturaleza", sólo que con mayor evolución, ya que pertenecen al plano mental.

La materia de qué están hechas las Hadas es sutil y etérea, traslúcida, y es así, bajo esta apariencia que se las puede ver cuando se dignan mostrarse a los humanos, mas cuando permanecen invisibles, entonces se muestran situadas en el plano astral, pudiendo vernos ellas y nosotros no.

Su corporeidad es muy particular “sensible y fluida, puede ser moldeada por cosas tan tenues como el pensamiento”. Así pues, la apariencia de los seres feéricos reflejará con frecuencia las ideas preconcebidas que de ellos tengamos”. “Por razón de la naturaleza de su estructura etérea, el hada puede variar de tamaño a voluntad”. “Para adoptar una nueva forma, el hada ha de concebirla con claridad y fijarla firmemente en su conciencia, pues tan pronto como abandona la idea, vuelve a su primitivo estado normal”.

El genial dramaturgo inglés William Shakespeare, en su obra Hamlet, sentencia que existe sobre la tierra más cosas de las que se alcanza a percibir, la imaginación. Podríamos agregar también, que en un porcentaje alto, lo esencial es invisible a los ojos. La creencia en la existencia de las hadas, es común a las más diversas culturas, encontrando el origén en los mitos y leyendad de cada una de ellas.
Una de las tantas leyendas, dice que las hadas son ángeles caídos o paganos. 


La ubicación de éstos seres elementales 


¿Cómo nacieron las Hadas?...:Existen muchas versiones referentes al nacimiento de las Hadas, unas modernas y otras antiguas, muy antiguas.

En tiempos pretéritos, pero cristianizados, se afirmaba que las Hadas eran ángeles caídos o bien paganos muertos y por ello no aptos ni para subir al cielo ni para descender al infierno por lo que estaban obligados a vivir por toda la eternidad en las oscuras regiones del “reino intermedio”, es decir, nuestra Tierra.

Son muchos y muy diversos, y con frecuencia contradictorios, los mitos y leyendas acerca de las hadas. Solo una cosa es cierta: que nada es cierto o que todo lo es.

 En el país de las hadas, todas las cosas son posibles...Con el progreso técnico y en un mundo materialista, nos hemos alejado de la naturaleza y ya no somos capaces de ver a las hadas Sin embargo, una persona sensible, al caminar por el bosque o al escuchar el viento y el murmullo de las olas, es capaz de percibir todavía la presencia discreta de los seres mágicos, y comprender que el mundo encantado de antaño puede seguir vivo.


 Para que ese niño interior pueda seguir vivo en cada ser humano, necesitamos abrirnos a la magia, al juego, y muy especialmente a la fantasía.

Está es una invitación a todas aquellas personas que se animen a intentarlo, traspasando las fronteros del espacio, del tiempo y de la racionalidad.

 Este es un viaje, donde no necesitamos equipaje alguno, solo las ganas de compartir algunas historias juntos. O la misma candidez de los niños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada