viernes, 22 de julio de 2016

La cabeza de Buda en Ayutthava

Ayutthaya fue la capital del poderoso Reino de Siam del siglo XIV al XVIII. Fue una gran ciudad que llegó a tener 1 millón de habitantes cuando las principales ciudades europeas eran bastante más pequeñas. Ayutthaya estableció relaciones comerciales estables con India y, sobre todo, con China y dominó una área considerable, desde los estados musulmanes de la península malaya hasta los estados del norte de Tailandia. En el siglo XVI vio llegar a los primeros europeos al Reino de Siam: los portugueses.
En 1601 d.C., Marcelo de Rivadeneyra, un monje franciscano español que vivió en Ayutthaya, dejó escritos describiendo el carácter y tradiciones de la gente de Siam. Para quienes tengan curiosidad, aquí encontraran más información.
En 1767 d.C., los birmanos, los grandes enemigos de Ayutthaya con quienes ya habían librado muchas batallas, consiguieron penetrar la ciudad y destruirla, forzando a los tailandeses a crear una nueva capital más al sur: Bangkok. Hoy en día Ayutthaya es Patromonio Mundial por la UNESCO gracias a sus ruinas de gran valor histórico.
El templo  llamado Wat Mahatat, que se construyó en siglo XIV, fue parcialmente destruido durante una invasión birmana en el siglo XVIII y las ruinas fueron abandonadas hasta la década de 1950. Nadie sabe exactamente como esta cabeza de buda terminó formando parte de las raíces del árbol. Sea como sea es sorprendente que las raíces envuelvan la cabeza respetando la cara.


Existe una leyenda que dice que
Cuando las tropas Birmanas entraron en Tailandia, y llegaron hasta Ayutthaya (que fue la capital hasta 1767) decapitaron a los budas de los templos por los que pasaban (no por motivos religiosos, sino para atemorizar  a sus posibles oponentes haciéndoles ver que ellos podrían correr la misma suerte). Según cuenta la leyenda, una de las cabezas decapitadas de Buda cayó a los pies de un gran árbol y este la protegió con sus raíces. Actualmente luce como se vé en la foto, según los locales, sin que haya habido intervención humana… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada