lunes, 19 de octubre de 2015

Qhapaq Ñan - Camino del Inca



Un camino con huellas milenarias

Columna vertebral del poder político y económico del Tawantisuyo –el imperio Inca- el Qhapaq Ñan (en quechua, “camino principal”) constituyó una red de caminos de más de 30.000 kilómetros de extensión que conectaba importantes centros de producción, administrativos y ceremoniales. Su trazado ha sido, incluso, anterior al apogeo del imperio Inca: se calcula que tiene unos 2.000 años de antigüedad. Hoy atraviesa seis países andinos, partiendo desde Perú hacia el sur recorre parte de los territorios de Bolivia, Argentina y Chile y hacia el norte, los de Ecuador y Colombia. En 2014 fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.
En Argentina, el Qhapaq Ñan ingresa desde Bolivia por el pequeño poblado de Calahoyo (en la Puna, a más de 4.000 m.s.n.m.) y atraviesa desiertos, valles y montañas uniendo los territorios que hoy componen las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza, para perderse luego en la Cordillera de los Andes rumbo a Chile. En todo el territorio argentino se conservan alrededor de 119 kilómetros de este camino, a lo largo de los cuáles se pueden visitar importantes sitios arqueológicos. Recorrerlo, permite conocer los distintos aspectos de la vida de los pueblos antiguos: la vida civil, la actividad astronómica, la militar, las prácticas religiosas. Y también, compartir esta experiencia con las comunidades locales, muchas de ellas emplazadas en sitios remotos y en impactantes marcos naturales, conocer las costumbres ancestrales que han ido pasando de generación en generación, degustar la gastronomía regional. En fin, entrar en el corazón más profundo de los pueblos andinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada