viernes, 14 de septiembre de 2012

LOS CHACRAS


Chacra significa "rueda" en sánscrito.
Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano.
Hay siete chacras principales y varios secundarios que corresponden con los puntos de acupuntura. Cada uno de ellos se asocia con alguna de las glándulas endocrinas dentro del cuerpo físico.


Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chacras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.
Funciones principales de los chakras:
  1. revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;
  2. provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chacra está relacionado con una función psicológica específica; y
  3. transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.


Cuando el funcionamiento de los chacras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chacra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chacra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.
 La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chacras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chacras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chacra, no dejamos que entre la información. Por tanto, cuando nuestros chacras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.
La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél a través de  nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos. Dado que cada chacra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chacra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.

Séptimo Chacra: 
El Sahasrara
El séptimo centro integra los seis anteriores con todas sus cualidades y aspectos. Representa el último escalón en la evolución de la conciencia humana. La humanidad en su globalidad se encuentra ante la posibilidad de despertar este chacra que hasta ahora era desconocido. El Sahasrara nos da la percepción directa de la realidad, conseguida mediante la realización, a través del despertar espontáneo de la Kundalini dado por Sahaja Yoga.

Sexto ChacraEl Agnya
El sexto chacra se encarga del perdón y la compasión, y permite trascender de la conciencia mental pensante a la conciencia espiritual sin pensamiento (en sánscrito Nirvichara). El mejor exponente del perdón es Jesús. Sus últimas palabras, "perdónales porque no saben lo que hacen", son el mejor ejemplo de perdón. Cuando este chacra se abre, entendemos el verdadero significado del perdón, al igual que nos hacemos conscientes del mal que nos hace el odio y el rencor. Estos últimos son incompatibles con la paz y el amor a los que un ser humano aspira desde el interior noble de su espíritu.

Quinto Chacra: 
El Vishuddhi
El quinto chacra es el de la diplomacia. Este chacra aporta la energía que se necesita para comunicarnos con los demás. Su buen estado repercute en que las relaciones sean correctas y en que podamos expresar las percepciones del corazón. Este chacra se obstruye con los sentimientos de culpa y cuando culpabilizamos a otros con nuestra arrogancia, es decir, cuando se falta a la dignidad propia o ajena.

Cuarto Chacra
El Anahata 
El cuarto chacra, el chacra del corazón, es el lugar donde reside el espíritu, nuestro verdadero ser. Desde el corazón se manifiestan el amor y la compasión, y este chacra nos proporciona el sentido de la responsabilidad. En su parte central, a la altura del esternón, se manifiesta como completa seguridad y confianza en uno mismo. Todos nuestros miedos y temores se disipan cuando la Kundalini atraviesa el chacra del corazón.

Tercer Chacra: 
El Nabhi o Manipura
El tercer chacra es el que nos da la cualidad de la generosidad y el sentido completo de satisfacción y felicidad. Cuando la Kundalini ilumina este chacra, proporciona rectitud y un sentido interno de moralidad, dándonos el equilibrio en las diferentes facetas de nuestra vida.
Rodeando al segundo y al tercer chacras, se encuentra el Vacío, que establece el principio del maestro en nosotros. En muchas tradiciones espirituales se le denomina el "océano de la ilusión" (en la tradición india se llama Babasagarara), que sólo se puede cruzar con la ayuda de una guía espiritual. Cuando la Kundalini despierta y pasa por el Vacío, el principio del maestro se establece en nosotros. De esta manera, en Sahaja Yoga os convertís en vuestro propio maestro, en vuestro propio guía espiritual, con la capacidad de sentir vuestros problemas sutiles en las yemas de los dedos, y de solucionarlos usando vuestra propia Kundalini.


Segundo Chacra: El Swadisthan
El segundo chacra es el de la creatividad, el conocimiento y la atención puras. Es el que nos conecta con la fuente interna de inspiración y nos permite apreciar la belleza que nos rodea. El conocimiento puro que este chacra nos otorga no es mental, sino que es una percepción directa y absoluta de la realidad. En este centro se encuentra nuestra capacidad de concentración y de atención. En el plano físico, cuida de la parte inferior del hígado, de los riñones y de la parte baja del abdomen.


Primer Chacra:
El Mooladhara
El primer chacra está situado debajo del hueso sacro, en el cual reside la Kundalini. Su aspecto principal es la inocencia, que es la cualidad que nos permite experimentar el gozo puro, sin las limitaciones de los prejuicios y los condicionamientos. La inocencia nos da dignidad, equilibrio y un fuerte sentido de lo correcto; una sabiduría intuitiva que está siempre presente en los niños, pero que poco a poco perdemos, inmersos en las condiciones de la vida moderna. Esta cualidad existe en todos nosotros, y sólo está esperando el despertar de la Kundalini para manifestarse en toda su belleza y pureza.


Fuente:  http://www.moninterior.com/chacras.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada