martes, 25 de octubre de 2016

Rie, pero que tu risa no sea a costa mía.
Llora, pero sin hacerme naufragar con tus lagrimas.
Enojate, pero que tu furia no descienda sobre mi.
Siéntete grande pero no a cambio de que yo deba volverme pequeña.
Exprésate, pero que eso no signifique que yo deba callarme.
La libertad no se mide con todo lo libre que tu desees ser, sino en todo lo libre que hagas al mundo con tu existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada