viernes, 16 de septiembre de 2016

El punto no es aprender a dejar ir a la gente, sino aprender a dejar ir, el pedazo de ti, que se quedó con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada