domingo, 18 de septiembre de 2016

Consejos de un monje budista para aprender a amar

CASA TIBET PUEBLA·MIÉRCOLES, 23 DE MARZO DE 2016
El misterio del amor nos vuelve locos; sentir el amor no es lo mismo que explicarlo a alguien más porque es algo inexplicable, irrepetible y extremadamente extraño. Es una gran contradicción y un sentimiento irrepetible pues, como diría Francisco de Quevedo:
“es hielo abrasador, es fuego helado 
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado”
Intentamos describir el concepto con filosofía, psicología y hasta existe una fórmula matemática para explicarlo, pero en realidad nadie sabe qué es realmente. Es un misterio de la experiencia humana.
Lo conocemos, convivimos con el misterio del amor pero no conocemos su realidad, el porqué está ahí ni sus intenciones. A propósito de estas interrogantes, el monje budista vietnamita Tich Nhat Hanh publicó su libro How to love en octubre de 1926, mismo que posee grandes consejos y nos transmite la sabiduría del amor y el potencial humano que existe sobre él. Aquí los consejos de Nhat Hanh para aprender a amar.
1.- Comprende al otro
La idea esencial de Nhat Hanh es “entender”, pues asegura que entender el sufrimiento y la insatisfacción física o espiritual del otro significa amarlo. Al final, lo que todos necesitamos es que alguien más nos comprenda.
Muchas veces nos encontramos tan sumergidos en nuestras pequeños males que no nos preocupamos por entender a los demás. Como dice Nhat Hanh, cuando nuestros corazones son pequeños nuestro entendimiento y compasión están limitados y tendemos a sufrir. No aceptamos a los demás y les exigimos que cambien, pero cuando nuestros corazones se expanden, las pequeñas cosas no nos harán sufrir más y nuestra comprensión y compasión harán que podamos aceptar a los otros y ellos a su vez puedan transformarse.

2.- Haz que tu corazón crezca
Cuando hacemos que nuestra felicidad crezca podemos cambiar nuestro mundo e incrementar nuestra habilidad de amar. Pero la única forma que existe para lograr esto es entender y ser testigos de nuestro propio sufrimiento, y aún así ser capaces de nutrir nuestra felicidad.
3.- Sé bueno con los que están a tu alrededor
El amor es una dinámica que aprendemos de nuestros padres y los que están a nuestro alrededor, pues nos ayudan a comprender lo que significa a través de la imitación inconsciente de lo que hacen. Si nadie a nuestro alrededor ama, es muy difícil lograr que nosotros sepamos cómo se demuestra el amor. La herencia más valiosa que los padres pueden hacer a sus hijos es su propia felicidad: predicar con el ejemplo.
4.- No tengas amores pasajeros
Según Nhat Hanh, hay una diferencia crucial entre un amor pasajero y uno real. A menudo tenemos aventuras y romances fugaces en los que en realidad no logramos amar sino que sólo nos causan sufrimiento. Pero cuando aprendemos a amar y nos comprendernos, llegamos al momento en el que podremos aceptar a otra persona. los amores funcionan de la siguiente manera:
En ocasiones nos sentimos vacíos, como si algo le faltara a nuestra vida pero sin saber qué es. Esperamos una señal que nos dé esperanza, que nos haga sentir menos solos; un anhelo profundo de algo, un deseo de entender lo que nos ocurre, ese anhelo de amar y ser amados. Intentamos encontrar un objeto al que logremos amar. Muchas veces no tenemos el tiempo para encontrarnos a nosotros mismos pero queremos buscar alguien a quien amar, y cuando nos damos cuenta que aquella persona a quien queremos amar no nos llena del todo, continuamos con un vacío intenso. Queremos encontrar algo pero no sabemos qué. Todos tenemos un deseo continuo y expectativas de que algo mejor ocurrirá, pero un amor fugaz no es la forma de saciar nuestro vacío.

5.- Los cuatro elementos del amor
El amor verdadero contiene cuatro elementos: amabilidad, compasión, diversión y serenidad. La amabilidad puede ayudarnos a ser felices y convertirnos en el rayo de sol de alguien más; la compasión se da en una relación profunda, pues los dos se hacen uno, el sufrimiento de uno es el del otro y la comprensión del sufrimiento del otro ayudará a que la pareja sufra menos, por lo que la serenidad y diversión surgirán por sí solos.
6.- Escucha
Escuchar es el mecanismo esencial para establecer confianza y respeto. A veces creamos un tipo de inmunidad para escuchar al otro, pero no sabemos que amar sin conocer el amor hiere a la persona que amamos. Para saber cómo amar a alguien tenemos que entenderlo. Para entender, tenemos que escuchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada