viernes, 12 de agosto de 2016

El poema de la lluvia triste - Mägo de Oz


Se despertó a medianoche a mirar
Si el reflejo del agua podía encontrar
Aquella risa que un día mudó
Y, por segunda piel, de soledad se vistió
Buscó respuesta en el aire
Mientras el mar le arropó
Pidió ayuda a su estrella
Que le abandonó
Pues olvidó llorar
Llorar es purgar la pena
Deshidratar todo el miedo que hay en ti
Es sudar la angustia que te llena
Es llover tristeza para poder ser feliz
Cierra los ojos, abre el corazón
Y aprende a ver con los ojos del alma ella oyó
Le hablaba el viento, le hablaba una flor
Con la cadencia que tiene un susurro de amor
Deja salir los fantasmas
Que amargan besos y dan
A cambio de tus silencios
Acopio de ansiedad
Mutilada paz
Llorar es purgar la pena
Deshidratar todo el miedo que hay en ti
Es sudar la angustia que te llena
Es llover tristeza para poder ser feliz
Llorar es purgar la pena
Deshidratar todo el miedo que hay en ti
Es sudar la angustia que te llena
¡escucha, soy gaia!
¡no castres tu rabia!
¡que tu alma escupa el dolor!
Que llueva tristeza al llorar
Y que sacie la amargura su sed
Las lágrimas son el jabón
Que limpia de penas tu piel
Llorar es purgar la pena
Deshidratar todo el miedo que hay en ti
Es sudar la angustia que te llena
Es llover tristeza para poder ser feliz



Tal y como lleva haciendo desde sus inicios, Mägo de Oz, presenta esta obra como ópera rock, contando una historia que es la continuación de la comenzada con su CD Gaia. La historia de ésta canción es:

El poema de la lluvia triste: Nacho comienza a contar una historia ambientada en la época del Imperio español. Azaak, una joven indígena acusada de herejía y encerrada por la Santa Inquisición, comparte celda con una judía llamada Sara. Para calmar a la pobre joven, Azaak cuenta una historia de su pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada