viernes, 17 de junio de 2016

"La coma, esa puerta giratoria del pensamiento"

"La coma, esa puerta giratoria del pensamiento"

Una coma puede ser una pausa. O no...
No, espere.
No espere.

Puede hacer desaparecer su dinero.
23,40
2,34

Puede crear héroes...
Eso solo, él lo resuelve.
Eso, solo él lo resuelve.

Puede ser la solución.
Vamos a perder, poco se resolvió.
Vamos a perder poco, se resolvió.

Cambia una opinión.
No queremos saber.
No, queremos saber.

La coma puede condenar o salvar. 
¡No tenga clemencia!
¡No, tenga clemencia!


Finalmente, esta conocida genialidad autoral de Julio Cortázar:

Lean y analicen la siguiente frase:

"Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría en cuatro patas en su búsqueda". 

Si usted es mujer, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra mujer. 


Si usted es varón, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra tiene.


Este  juego gramatical que circula mucho por la red, se atribuye a Julio Cortázar.  A pesar de los intentos de verificación, no es seguro esa autoría, pero aún así, su planteamiento es magnífico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada