jueves, 9 de junio de 2016

El poder de los Mantras - Bel Cesar

Traducido por Melissa Park - meishiman@hotmail.com

Como vimos en el texto anterior sobre el poder de la energía espiritual, puede que no definamos exactamente lo que ella es, pero intuitivamente todos sabemos que necesitamos de ella. Al final, ¿quien no quiere sentir paz y estar en comunión con todo el mundo a su alrededor?

El otro día, al preguntarle a un paciente si él ya se había sentido en comunión con la naturaleza, él me dijo: “No tengo la menor idea de lo que usted me está hablando”. Reímos juntos. Pero, al profundizar la conversación, concluimos cuanto nuestra mente inquieta y perturbada por los quehaceres del cotidiano nos impide simplemente relajarnos y sentir bienestar donde quiera que estemos.

Estamos cansados de sentir el peso de nuestras preocupaciones, dudas y angustias. ¡Queremos sentir la liviandad de una mente saludable!
Por lo tanto, precisamos dejarnos tocar por la fuerza de la energía positiva sutil, pues ella actúa como un bálsamo curativo sobre nuestra mente cansada.

Podemos nutrirnos de energía espiritual por medio de los mantras: cualidad energética de los sonidos sagrados. En la meditación budista, trabajamos más con sonidos e imágenes que con el concepto de las palabras. Es que las palabras estimulan la mente conceptual y los sonidos e imágenes “tocan” la mente. Así como Lama Gangchen acostumbra decirnos: “Nuestra mente es muy “dura”. Por eso ella precisa ser masajeada con los mantras, para disolver su rigidez y sus bloqueos”.

A palabra sánscrita mantra está formada por dos sílabas: MAN que significa mente, y TRA, proteger. Su significado por lo tanto es; “proteger la mente”.

El poder sutil de las palabras recitadas en un mantra es una cualidad abstracta que sólo puede ser observada por medio de sus efectos. En este sentido, el mantra actúa como en un plano secreto, pues su poder está más allá de las imágenes y de las palabras.

La fuerza secreta del mantra depende de algunas condiciones. Como por ejemplo, si el practicante recibió o no latransmisión oral de este mantra de un maestro que haya realizado el poder sutil al mismo.

En la tradición budista tibetana, la transmisión oral es muy importante. Pues es por medio de ella que el practicante habrá de recibir la transferencia de poder para practicar el mantra. Esto es, el maestro activará la fuerza secreta del mantra para que el discípulo pueda practicarlo.

Así como explica Lama Gangchen Rinpoche en su libro “Autocuración Tántrica” (“Autocura Tântrica III” Ed. Gaia): “Cuando usamos el termino 'secreto' no queremos decir que las palabras, melodías o explicaciones sean secretas. Todos los tibetanos pueden ir a una librería y comprar libros sobre todos los asuntos más increíbles así como secretos del Tantra tibetano. 'Secreto' significa que es necesaria una transmisión de corazón a corazón para que las instrucciones funcionen. La experiencia interna que cada uno tiene es secreta, pues es una experiencia meditativa, y cuando nos dirigimos a las personas que no la tuvieron, podemos apenas sugerirla a través de las palabras. “Secreto” significa que la mente no tiene forma y que, por lo tanto, es muy difícil exponer una experiencia mental. Tradicionalmente, todos los meditadores tántricos mantenían en secreto los resultados de sus prácticas, contándolos apenas a sus mejores amigos, para de esta manera guardar su energía interna. Como resultado, todo lo que ellos deseaban hacer con la mente (desenvolver la compasión, la experiencia de la vacuidad o la Iluminación) siempre daba cierto. Ese es el motivo por que acontecían tantos milagros y experiencias especiales en el inicio de los linajes tántricos: los meditadores sabían muy bien como cuidar de su preciosa energía mental interna”.

La fuerza del poder de cura de un mantra depende también de la claridad de las intenciones de aquel que lo recita. La calidad de la motivación de quien recita un mantra revela su desenvolvimiento espiritual.

Una persona puede recitar mantras para adquirir bienes materiales y poder personal. Pero su fuerza será mucho mayor cuando ella lo recite para desenvolver compasión y amor, porque ésta es la fuerza original del mantra. De esta forma, la persona estará en sintonía con la fuerza secreta del mantra.

Durante siglos, los mantras han sido usados en la práctica espiritual para enfocar y transformar la energía sutil.

Las energías curativas despertadas por el sonido del mantra son inherentes a la psiquis. En la tradición budista, estas fuerzas positivas son caracterizadas como divinidades: manifestaciones de una fuerza transformadora que se encuentra en nuestra mente.

Un mantra que me gusta mucho recitar es el mantra de Tara Verde: OM TARE TUTARE TURE SOHA
En tibetano, Tara es conocida como Drolma, la “Salvadora”, pues ella es la manifestación de la energía femenina de la mente iluminada: la sabiduría.

Tara Verde es la energía femenina de la intuición, de la creación. Al desenvolver esa energía dentro de nosotros, tendremos más vitalidad y disposición para realizar nuestros proyectos de vida, pues Tara elimina los obstáculos mentales creados por el miedo y por la pereza. La energía de Tara nos ayuda a colocar velozmente las ideas en acción.

Una idea no puesta en práctica es apenas un pensamiento. Cuando colocamos nuestras ideas en acción, damos vida y energía para nuestros pensamientos.

Recitar su mantra nos ayuda a eliminar las interferencias internas como el miedo y el resentimiento. Trae protección, fe y coraje.

OM significa los sagrados cuerpo, palabra y mente de Tara.
TARE “Aquella que libera del sufrimiento verdadero”.
TUTTARE “que elimina todos los miedos”.
TURE “que concede todo el éxito”.
SOHA significa “pueda tener la fuerza para enraizar en mi mente el significado del mantra”.

La práctica de recitar mantras es especialmente valiosa en los días de hoy, porque es simple y directa. Todo lo que precisamos hacer es relajarnos lo máximo posible mientras repetimos rítmicamente las sílabas del mantra, en voz alta o silenciosamente.

Meditación simplificada de la divinidad Tara Verde
Inicialmente, enfoque su problema y pida claridad a Tara Verde. Pida para que usted y todos los seres reconozcan la naturaleza verdadera de sí mismos, y que el sufrimiento del miedo se extinga.

Visualice, entonces, Tara Verde manifestándose a través de una fuerte luz Verde Esmeralda, delante de ella, recite el mantra de Tara Verde: OM TARE TUTTARE TURE SOHA. Puede cantarlo o recitarlo.

Conforme se concentra en sus pedidos a Tara Verde, visualice la luz en su delante intensificándose, penetrando por la coronilla y llenando su cuerpo de luz verde, purificando sus dudas y miedos, realizando sus pedidos.

Cuando se sienta calmo y seguro, visualice esta fuerte luz verde, la manifestación de la energía de Tara Verde, descendiendo ahora por la coronilla, pasando por la garganta, hasta fundirse en el interior de su corazón. Así, su mente y la de Tara Verde están en unión. Permanezca en ese estado el tiempo que pueda, cultive el sentimiento de confianza de que su meditación fue realizada con éxito.

Entonces, para finalizar, dedique esa energía a la larga vida de su maestro y a todos los que necesitan de la energía positiva que usted acumuló por medio de su motivación y concentración al hacer esta meditación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada