miércoles, 18 de mayo de 2016

YO QUIERO AMARTE

El Amor es mi última oportunidad en la vida. Tengo que Amar, en primer lugar, mi propia conciencia. Tengo que Amar mi propio carácter. Tengo que Amar mis propias características. Tengo que Amar mi propia dignidad. Tengo que Amar mi propia dimensión. Hay tantas cosas que debo Amar de mí, antes de decir siquiera una palabra de "Yo quiero Amarte."
Ahora, el Amor que tu entiendes, es muy diferente a lo que es en sí el Amor. Tienes el Amor sensual, el Amor sexual, tienes el Amor personal, el Amor condicional, el amor incondicional, etc. En realidad, el Amor es un auto-reconocimiento. Cuando me Amo a mí mismo, puedo ser tan rico que pueda Amar a todo el mundo.
El Amor dependiente, (porque tú me Amas, dependes de mí, y yo te Amo, así que dependo de ti), como en los negocios, porque esperaba esto, y tu esperabas lo otro, eso no es Amor. Eso se llama suavizar el camino. Significa una cosa, haciendo algo totalmente diferente.
La primera condición del Amor es que, cuando estás enamorado o Amas a alguien, no tienes ninguna pregunta que hacer. Donde hay una pregunta, no hay Amor. Donde hay una condición, no hay Amor. Donde hay una expectativa, no hay Amor. Donde hay competencia, no hay Amor. Donde hay jurisdicción, no hay Amor. Lo que se puede definir y tiene dimensión no es Amor.
Estas son las facultades en las que actuamos bajo el Amor: En el Amor honramos. En el Amor gratificamos a las personas. En el Amor nos apoyamos. En el Amor nos sacrificamos. En el Amor damos. En el Amor nos elevamos. En el Amor oramos.
El Amor y el miedo son dos fuerzas. Hagas lo que hagas bajo el miedo, mantendrás tu vida lejos de ti. Hagas lo que hagas en virtud del Amor, te dará plenitud. Pero el Amor no va a satisfacer tu emoción. Esa es la parte desafortunada. El Amor no va a satisfacer tu neurosis. El Amor no va a satisfacer tu ego.
Los que entienden la vida y el Amor tienen resistencia. No actúan infantilmente, ni actúan apasionados ni se enredan en conmociones y neurosis. Sus palabras son como joyas y son conscientes como un resplandor, y su fuerza es como el Infinito.
Estas son las personas que realmente están despiertas, y ellos disfrutan del Amor como la última oportunidad de la vida.
Así que en la sabiduría, en la igualdad, en el éxtasis de la conciencia, hay que entender que Dios te hizo con un propósito. Por favor, aprende a entregar ese propósito, no tu ego. Ese es el secreto.
Yogi Bhajan

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada