lunes, 30 de mayo de 2016

Rumi

El corazón tiembla ante el amor,
como si sintiera la amenaza de su fin.
Porque allí donde despierta el amor,
muere el Yo, ese oscuro déspota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada