viernes, 6 de mayo de 2016

Anaïs Nin

“El amor nunca muere de muerte natural. Se muere porque no sabemos como rellenar su fuente. Se muere de ceguera, de errores y traiciones. Se muere de enfermedades y heridas. Muere de cansancio”.

Anaïs Nin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada