viernes, 13 de mayo de 2016

APRENDER A AMAR

Sentados en silencio, acogiendo lo que va surgiendo en cada momento, sin juicios, sin esperas. Sin depender de un resultado. Sin desear cambiarnos. Totalmente centrados en sentir el instante presente.
Amar es un misterio. Solo podemos prepararnos lo mejor posible para acogerlo. Fieles a nosotros mismos, en el mejor de los sentidos. Andando sobre nuestros pies. Mirando el mundo con ojos nuevos cada día, cada instante. Disfrutando del placer de vivir contigo mismo y con el otro..
Amar en pareja es complejo y sutil. Porque para Amar hay que compartir, y para compartir tienes que tener, sobre todo, tienes que tenerte a ti mismo. Si no es así, lo que se compartirá serán miedos, vacíos, angustias, intentos de aferrarse a algo y a alguien para no caer en el precipicio interior de la soledad.
No Ama más quien sufre más. No Ama más quien quiere poseer o se entrega a la posesión. No Ama más quien necesita más al otro. No Ama más el que más celos y miedo tiene.
El ideal de Amor que nos transmitieron es disfuncional…
Hay que aprender a Amar, respetando, cuidando, acogiendo, comprendiendo, riendo, Amando…
Presencia Zen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada