domingo, 20 de marzo de 2016

20 de Marzo - Día de la felicidad - 10 sencillos consejos para ser feliz

Realizando simples actos cotidianos, puedes acercarte a lo que la ONU reconoce como una aspiración universal de los seres humanos.
Hoy se celebra en todo el mundo el Día de la Felicidad, una fecha instaurada en 2012 por la Organización de Naciones Unidas (ONU), como una forma de reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos, y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno. Sin embargo, no es necesario esperar a que las autoridades dicten una "ley" que obligue a los ciudadanos a ser felices. Por el contrario, podemos acercarnos a la felicidad realizando pequeños actos cotidianos que muchas veces pasan desapercibidos. En Emol queremos que nuestros lectores sean más felices y es por esto que les damos estos 10 simples consejos para ayudarlos. ¡A ponerlos en práctica! 
1.- Haz deporte ¿Has escuchado hablar de las endorfinas? También conocidas como hormonas de la felicidad, son liberadas por la glándula pituitaria y el hipotálamo cuando una persona se enfrenta a distintas situaciones, entre ellas el dolor, la excitación y el ejercicio. Son una especie de "droga" natural, que tienen un efecto analgésico y otorgan sensación de bienestar. ¡Aprovéchala! Por esto, hacer actividad física es una manera muy fácil de conseguir una cuota de felicidad para tu vida. Y no es necesario hacer un deporte extremo: con media hora de caminata diaria es suficiente.
2.- Come chocolate Al igual que el ejercicio, comer chocolate también estimula la liberación de endorfinas y de ahí que con él se experimente una innegable sensación de placer. Asimismo, es un alimento que ayuda a elevar los niveles de serotonina, un neurotransmisor muy relacionado con el estado de ánimo. En otras palabras, el chocolate es un alimento que nos hace sentir más felices y que, además, es beneficioso para la salud, ya que contiene una gran cantidad de antioxidantes. Por esto, los especialistas recomiendan consumir dosis diarias de no más de 30 gramos (algo así como una caja de fósforos) de chocolate, ojalá con un contenido de cacao mayor al 70%. 
3.- Vive lento Desde hace más de 20 años existe el denominado "Movimiento Slow", cuyo objetivo es exaltar el disfrute, el goce y el sabor por la vida, pero de forma pausada. Una visión completamente opuesta a lo que predomina en el mundo de hoy, donde el tiempo vale oro y todas las cosas son para "ayer". En el fondo, se trata de "vivir lento", para gozar y tener una existencia más plena y, por supuesto, feliz. Te proponemos que hagas la siguiente prueba: al menos por un día, cuando manejes tu auto respeta todas las velocidades máximas permitidas. Seguro te darás cuenta de que los demás conductores te tocan la bocina y hasta te increpan. Pero, créenos: tu satisfacción será grande cuando te encuentres con todos los "apurados" parados igual que tú en el siguiente semáforo. 
4.- Medita En un mundo que literalmente no para, detenerse un momento para reflexionar y relajarse ayuda al bienestar físico, emocional, mental y espiritual es una idea potente. Según Bárbara Steinfort, coach de la Organización Cóndor Blanco, con sólo 5 minutos de meditación se logra no sólo aliviar la ansiedad, sino que también ser más eficientes en el trabajo, lograr mejor rendimiento, tener una presión arterial saludable y menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Así, la meditación se convierte en un símbolo de felicidad y estabilidad emocional. 
5.- Organízate Seguro más de alguna vez has escuchado la frase "no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy". Para muchos, la felicidad significa vivir el momento, sin pensar en lo que vendrá. Y puede que sea así, pero sin duda serás mucho más feliz si te proyectas en el corto plazo para poder "vivir el momento" con mucha más plenitud y menos momentos de crisis. Un ejemplo concreto: tienes el fin de semana repleto de actividades entretenidas para compartir con tu familia, pero no puedes sacarte de la cabeza que tus hijos tienen responsabilidades escolares que tendrán que cumplir a última hora del domingo. Así, lo pasas muy bien, pero no vives el momento en plenitud. Entonces una mucha mejor opción es dejar listo todo lo relacionado con el colegio antes de partir con las actividades y de esa manera cerrar el fin de semana con una gran sonrisa de satisfacción. 
6.- Viaja Según un estudio de la Universidad de San Francisco, las personas felices son aquellas que acumulan recuerdos en base a experiencias y vivencias. ¡Y qué mejor manera de hacerlo que a través de los viajes! Puede ser uno en pareja, en familia o con los amigos; a un lugar cercano o lejano; por pocos, varios o muchísimos días. En realidad da lo mismo, lo importante es disfrutar el antes, durante y después de cualquier aventura. 
7.- Ten una actitud positiva y optimista En el fondo, se trata de ver siempre el vaso medio lleno; de pensar que las cosas irán bien hoy, mañana y en los días, semanas y meses que vendrán. De esta manera, vivirás más feliz, disfrutarás más los momentos e irás forjando un escudo que te ayudará cuando pases algún mal rato. La buena noticia es que es posible aprender a ser positivo y optimista, para lo cual es fundamental que las personas se conozcan a sí mismas; se acepten, con sus virtudes y limitaciones; se tengan amor propio y estén abiertos a aprender de todo aquello que puede no salir tan bien. 
8.- Trabaja en algo que te gusta La gran mayoría de las personas eligen voluntariamente en qué quieren trabajar y no es que haya alguien con una pistola en sus cabezas obligándolos a hacerlo. "Si no te gusta (tu trabajo), es tu propia culpa", afirma el orador motivacional Chris Barez-Brown en su libro "Free! Love Your Work Love Your Life" ("¡Libre! Ama tu trabajo ama tu vida"). Y es que para él, la relación que las personas tienen con su trabajo es central para la felicidad. Es por esto que si todas las mañana te levantas para ir a un trabajo que no te gusta, lo mejor que puedes hacer por tu vida es detenerte y pensar qué puedes hacer al respecto o cómo puedes renovarte. De lo contrario, la felicidad seguirá siendo esquiva para ti. 
9.- Duerme siesta Según un estudio de la Universidad de Berkeley, el sueño REM ayuda a regular las emociones negativas, a estar más receptivos frente a los hechos positivos y, en consecuencia, a ser más feliz. Esto se logra con 12 hora diarias de sueños distribuidas entre la noche y una pausa después del almuerzo: la ansiada siesta. Según el neurólogo Walter Avdaloff, los seres humanos estamos programados para dormir siestas, ya que éstas ayudan a recuperar las energías para terminar la jornada. Pero, ¿cuánto debe durar una ideal De acuerdo a Sara Mednick, profesora asistente de psicología de la Universidad de California, la respuesta está en directa relación con lo que cada uno requiere. Así, si necesitas recargarte, de 10 a 20 minutos será perfecto; si quieres mejorar tu memoria, el descanso debería extenderse por 60 minutos; y si tu objetivo es ser creativo y tener memoria emocional, necesitarás 90 minutos, es decir, un ciclo completo de sueño. 
10.- Activa tu sexualidad Durante el sexo se liberan una gran cantidad de sustancias, entre ellas las ya nombradas endorfinas y serotoninas, pero también oxitocina -conocida como "molécula del amor"- y dopamina, un neurotransmisor que tiene que ver con el bienestar. De ahí que después de una relación sexual satisfactoria, la pareja perciba una mejoría en su estado de ánimo o, en otras palabras, se sienta más feliz. Sin embargo -y a diferencia de lo que muchos puedan creer-, no es necesario tener sexo todos los días para alcanzar la felicidad. De hecho, un estudio publicado a fines de 2015, determinó que sólo una vez a la semana es suficiente para lograr un nivel óptimo de felicidad entre los matrimonios heterosexuales o las relaciones de pareja a largo plazo. ¿La razón? La conexión íntima que tiene una pareja, se considera más importante que la frecuencia con la que tienen relaciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada