miércoles, 13 de enero de 2016

Jeff Foster

A veces nos derrumbamos, y a veces, en medio de ese derrumbe, recordamos con más claridad dónde están arraigados nuestros pies. Tierra. Suelo. Sostenidos por la gravedad; siempre cayendo, pero de alguna manera, siempre a salvo. 

A veces caemos de rodillas, y recordamos nuestras rodillas, y nada ha pasado desde la perspectiva del suelo, a salvo para el canto de los pájaros y las primeras luces del alba.

- Jeff Foster

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada