miércoles, 16 de diciembre de 2015


El corazón bien sabe que no hay dos caminos iguales. 
Si estás dispuesto a caminar el tuyo 
un camino nuevo y original aparecerá debajo de tus pies.
Y éste te llevará de regreso a tu hogar, porque tu hogar es el camino. 
No tomes mi mano 
no me sigas
mi verdad no es tu verdad 
mi camino está construido de mi experiencia
mis tierras yo las labro a puño...
Aprendí a amar el Sol quemante de la pampa, la lluvia que amordaza las raíces y luego las transforma en bellas flores
Aprendí a amar la naturaleza, aprendí a seguir mi camino y deseo que tú sigas el tuyo, que siembres tus propias semillas y coseches libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada