jueves, 12 de noviembre de 2015

Bosque Energético de Miramar: un misterio sin resolver

El Bosque de Miramar, más conocido como “Vivero Dunícola Municipal Florentino Ameghino” se extiende por una franja larga y ancha de la costa miramarense.
Fue plantado con el objeto de fijar las dunas, que son movidas constantemente por los fuertes vientos costeros. Se instaló primariamente un bosque de coníferas, intensamente forestado y de gran extensión, en las inmediaciones del mar.
Esa primera forestación sirvió de abrigo a otras muchas especies vegetales y también animales (los interesados pueden informarse en la Administración del Vivero) que se adaptaron a este particular clima marítimo y suelo arenoso, produciendo una bella diversidad de colores que hacen la delicia de pintores, fotógrafos y amantes de la naturaleza.
Es en este particular marco natural, de inusual belleza, donde hay un lugar donde la gente tiene experiencias diferentes al resto del Bosque, por lo que instala un “mito”, alimentado constantemente por muchas anécdotas sobre las enigmáticas propiedades de ese lugar.
En un lugar llamado antes “El Bosque Oscuro” , por lo impenetrable de la luz solar, aún en los días de sol más intensos; ese lugar oscuro, silencioso, fresco, húmedo, fuertemente oxigenado por la vegetación, saturado de olores silvestres, algunas personas, sensibles o no, disfrutaban de experiencias interesantes, curiosas, emocionantes y también reconfortantes.
Este lugar, con sus particulares y a la vez “indefinidas propiedades”, llamó la atención de gente de todo tipo, curiosos, artistas, psíquicos, y también a miembros de la comunidad científica nacional e internacional, que comenzaron a efectuar estudios sobre el lugar en el año 1954, obteniendo interesantes resultados, que los motivaron a seguir investigando hasta nuestros días en busca de respuestas a sus muchos interrogantes.
Algunas de las variadas particularidades registradas a lo largo del tiempo son, por ejemplo, que las antiguas radios pequeñas no funcionaban dentro de su perímetro, funcionando sin problemas más allá de él, lo cual indica que la particularidad se encuentra en ese sitio, y no en todo el bosque, señalando este solo hecho, para algunos, la presencia de algún tipo de anomalía electromagnética.
Personas inobjetables se sorprendieron al ver pequeñas siluetas fugaces deambular entre el follaje, que definieron como “gnomos”. Otras registraron la presencia de extrañas luces y contornos en sus cámaras fotográficas o filmadoras, que no apreciaron con su vista previamente. Eventualmente, los grabadores perciben ruidos, que no fueron escuchados al momento de la grabación. Y algunos otros dicen haber obtenido alivio a sus males, enfermedades o dolencias, luego de permanecer cierto tiempo en ese lugar.
También personas, cuya seriedad está fuera de toda duda, vieron a través del follaje como “el sol se balanceaba” en un extraño movimiento. Algunas noches se pueden ver luces que se desplazan por el aire.
Podríamos  seguir enunciando un largo listado con otras muchas “rarezas” que suceden allí, pero la realidad es que se establecieron diversas hipótesis para tratar de explicar la gran cantidad de fenómenos de todo tipo que concurren en ese sitio, desde la presencia de un meteorito enterrado profundamente, pasando por flujos telúricos, ionización ambiental, energía cuántica, cementerio indio, etc. . Otros lo atribuyen simplemente a la paz del lugar y al aire puro.
Por ahora, la verdadera causa sigue siendo un misterio, las anomalías magnéticas y de todo tipo se siguen registrando, la gente sigue disfrutando de experiencias interesantes desde lo psíquico hasta lo físico, y el Bosque Energético sigue ocultando tenazmente su enigma.
Consideramos nuestro deber preservarlo intacto para las generaciones futuras, por esa razón su uso está restringido para los vehículos y cabalgatas, recomendando guardar silencio, no cortar ramas, no jugar a la pelota ni realizar ninguna acción que pueda impactar el medio ambiente tan particular del lugar.
http://www.visitingargentina.com/bosque-energetico-de-miramar-un-misterio-sin-resolver/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada