miércoles, 12 de agosto de 2015

La iglesia y los gatos: La inquisición

Muchas personas no saben que el gato ha atravesado un largo camino para llegar a nuestros días, podríamos decir que es un gran sobreviviente, y ha pasado por injusticias y situaciones que también padecieron los humanos. Si bien en Egipto los gatos eran considerados Dioses, portadores de poderes divinos y defensores de sus bienes, existió un terrible período para la humanidad en la Edad Media llamado La Inquisición.
No solo las brujas eran perseguidas durante el período de la Inquisición, la Iglesia en la Edad Media comenzó una terrible persecución y aniquilación contra los gatos. Se los consideraba animales diabólicos, crueles y desleales, falsos y manipuladores, portadores de enfermedades y leales compañeros de las brujas. Miles de gatos fueron sacrificados de las formas más crueles, hervidos en agua, en aceite, quemados vivos en hogueras, arrojados desde lo alto de las iglesias en espectáculos públicos.
También durante esta oscura época, se prohibió a cualquier persona alimentar o ayudar de alguna forma a un gato, si la persona desobedecía, esta era acusada de hereje, le iglesia le expropiaba sus bienes, la persona era torturada y “con mucha suerte” encarcelada,que lo mas normal era enviarlos a la hoguera.
Pero como toda acción obtiene su reacción tarde o temprano, Europa pagó muy cara su ignorancia. A raíz del genocidio de gatos, llegó la peste negra a Europa, un virus mortal que arrasó con legiones enteras y mató a la tercera parte de la población, 25 millones de habitantes de los 100 millones que en ese entonces habitaban el continente europeo.
La iglesia y los gatos: La inquisición
A partir de esta situación, decidieron permitir a los gatos volver a las poblaciones para acabar con las ratas, y consecuentemente con la peste negra, que hizo estragos por casi 3 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada