jueves, 2 de julio de 2015


Si quieres la luna,
no te escondas de la noche.
Si quieres una rosa,
no huyas de las espinas.
Si quieres amor,
no te escondas de ti mismo
Arriésgalo todo por amor,
si verdaderamente estás vivo
como un ser humano de verdad.
Si no, márchate de esta reunión.
Las medias tintas jamás alcanzan
la majestuosidad.
De día te alababa y nunca lo supe.
De noche contigo estaba y nunca lo supe.
Siempre pensé que era yo,
pero no: yo era tú. ¡Y nunca lo supe!
Ya has pensado en el amor lo suficiente.
Ahora, vuélvete amor, ¡vuélvete amor!
Rumi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada