viernes, 12 de junio de 2015

Ya me di al poder que a mi destino rige.
No me agarro ya de nada, para así no tener nada que defender.
No tengo pensamientos, para así poder ver.
No temo ya a nada, para así poder acordarme de mí

Sereno y desprendido,
Me dejará el águila pasar a la libertad.

Castaneda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada