lunes, 1 de junio de 2015

Anaïs Nin


...Y llegó el día
 en que el riesgo que representaba permanecer encerrada en
el capullo era más doloroso
 que el riesgo de florecer.

Anaïs Nin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada