lunes, 6 de abril de 2015

10 RECORDATORIOS PARA EL ALMA CREATIVA - Kaitlin Teresa, Rebelle Society

(Imagen: pinterest)

Algunos de nosotros hemos sido llamados a vivir una vida creativa y nada convencional (tú sabes quién eres).
A veces me pregunto si todos, no sólo algunos de nosotros, estamos destinados a vivir esas vidas (lo que significaría, en un mundo ideal, que no habría tal cosa como lo convencional), pero la mayoría de la gente ignora el llamado y en su lugar vive en silencio, en opacadas versiones de lo que sus vidas podrían haber sido por razones de conveniencia, comodidad, estabilidad y/o dinero.
De cualquier modo - si tú escuchas el llamado, no lo ignores.
Tengo la seguridad de que todo el mundo puede relacionarse con una de las partes más trágicas del desarrollo hacia la edad adulta, y es cómo las presiones del mundo real, poco a poco fueron enterrando y sofocando la salvaje y libre imaginación que tenía yo en la infancia. Nunca la perdí por completo; simplemente entró en letargo.
Ahora simplemente estoy empezando a desenterrar esa esencia creativa. Recientemente, mi adormecido, pero en proceso-de-despertar, niño interior me regaló un breve y repentino destello de claridad que me obligó a escribir un recordatorio para mí misma cada vez que me sienta agobiada con el tipo de cosas que ponen a dormir a mi niña interior.
Espero que estos recordatorios puedan ser de utilidad para todas las almas gemelas que haya por ahí.
1. Pon en marcha todas las acciones positivas e inspiradas en la dirección de tus sueños.
Pero no te obsesiones por cómo debería ser esa acción. Uno de mis sueños es ser escritora. Y ahora mismo, tengo en mente un libro en particular que quiero escribir, sin embargo, a veces me topo con pared cuando intento generar una lluvia de ideas, o simplemente no me siento para nada inspirada a hacer esa lluvia de ideas. Pero debería obligarme a hacerlo, ¿cierto?
Mi intención es crear una historia para este libro, entonces mi acción debe ser una lluvia de ideas y averiguar los malditos detalles, ya.
Este modo de pensar, por lo general, precede una enorme y ya vieja espiral de negatividad, que normalmente dice algo así:
¡Agh! No puedo creer cuánto tiempo me está tomando esto. ¿Por qué no soy capaz de pensar en nada bueno? En fin, me meteré a Facebook ahora.
A veces es mejor dar un paso atrás y ver el cuadro más grande, especialmente cuando nos vemos atascados en los detalles. Por ejemplo, en lugar de : ‘Quiero ser la autora de este libro en particular,’ intentaría: ‘Quiero ser escritora,’ y entonces simplemente comenzaría a escribir lo que se me apetezca escribir en el momento. Cualquier cosa.
Confía en que poner en marcha una acción mucho más amplia ayudará a satisfacer los requerimientos de tus metas específicas.
2. Deja de juzgarte y tener miedo a cometer errores.
Simplemente crea. Idealmente, crear debe ser algo despreocupado, algo que fluye y que es divertido, al igual que lo era cuando eras niño. Juzgarte no sólo elimina toda la diversión, sino que ahoga (y a veces hasta mata) todo el proceso.
No tengas miedo de las malas ideas.

“No hay innovación ni creatividad sin fallas. Punto.”~ Brene Brown

Las fallas son inevitables. Me parece que normalmente se me tienen que ocurrir por lo menos un centenar de malas ideas antes de finalmente tropezar con una buena. Asimismo, recientemente me di cuenta que suelo convertir el hecho de tomar acciones hacia mis sueños en un agotador y extenuante suplicio, con mi diálogo interno, crítico y negativo.
Hasta que fui consciente de esto me pregunté… ¿Por qué no podría ser sólo positiva y desbordar amor y paciencia para mí misma, especialmente cuando me estoy tomando el tiempo de seguir mis sueños?
Pero para ser capaces de hacer todo esto, es esencial…
3. Confiar en nosotros.
Confía en que eres creativo. Confía en que puedes confiar en ti mismo, hasta cuando fallas. Confía en que todo aquello que necesitas para cumplir tus sueños está ya dentro de ti ahora.
4. Siéntete a gusto con todo lo que te incomoda…
… y con el hecho de que probablemente nunca lograrás hacerlo. Ponerte a ti mismo allá afuera es incómodo, fallar es incómodo. Como con tantas cosas en la vida, me parece que un desapego involucrado es la clave. Recuérdalo y mantente abierto a las infinitas posibilidades que hay para ti.
No temas derrochar todo tu tiempo y energía en crear un mundo entero, sólo para tener que demolerlo y reconstruirlo desde cero. Así tenía que ser.
5. Abraza el desorden.
Como el bicho raro que soy en cuanto al control y la organización, estoy aprendiendo a dejar de tratar que todo entre en una pequeña y nítida categoría. Tengo que dejar ir la compulsión de tener todo preparado, enlistado y planeado. Este modo de pensar simplemente no es compatible con la creatividad, la cual normalmente es esporádica, explosiva y no lineal.
6. Deja de esperar a que llegue el momento perfecto.
Porque nunca va a llegar. El momento es ahora mismo. No esperes a que llegue la inspiración - por supuesto, de pronto habrá esos momentos maravillosos, libres de esfuerzo, en los que ella llegará de sorpresa a visitarme, pero me parece que por lo general prefiere encontrarme a la mitad del camino.
7. Vibra en el nivel de tus sueños.
Actúa como si tus sueños ya fueran tuyos. No es ningún misterio que atraemos lo que emitimos. Vive desde un lugar en donde crees que tus sueños son tan buenos como los concebiste (mientras, por supuesto, toma acción hacia ellos) y se manifestarán con mayor rapidez. Yo encuentro el principio de 'actuar como si'tremendamente útil cuando de esto se trata.
8. Deja de preocuparte por cómo hacer dinero a partir de lo que estás creando.
¿Qué más podría pedir alguien que ganarse la vida haciendo lo que más ama? Está bien reconocer que esta es tu expectativa final, sin embargo no te enfoques demasiado en la monetización; esto simplemente podría desviarte y abaratar tu creación. Todo lo que importa está yendo en la dirección de tu pasión. Confía en que todas las necesidades materiales se cubrirán naturalmente en el momento más adecuado.
9. No tienes que tener un solo propósito.
Es posible tener una pasión primaria que supere todas las demás. Podrías tener varias, o incluso una docena de cosas por las que sientas pasión. Podrías incluso tener una serie de intereses y no saber aún cuál te apasiona. Tus pasiones pueden mantenerse constantes a lo largo de toda tu vida, o podrían cambiar completamente y en numerosas ocasiones.
No sientas como si tuvieras que elegir un solo llamado.
10. Plan (opcional).
He escuchado demasiadas veces que las intenciones que establezcamos deben ser claras, sin embargo no he encontrado que esto sea necesariamente cierto para mí. Sí, cuanto más clara la intención, mejor… por lo general.
Sin embargo, si tu corazón tira con fuerza en una dirección determinada, pero no estás seguro de lo que exactamente significa (por ejemplo: siento la inclinación de desarrollar mis habilidades intuitivas, pero no sé para qué o con qué fin),  no es necesario que esperes a que se forme un objetivo claro.
Establece una intención abierta, toma una acción positiva en la dirección que estás siendo atraído, y confía en que los detalles se irán revelando sobre la marcha.
“El adulto creativo es el niño que sobrevivió después de que el mundo intentó matarlo, para convertirlo en ‘adulto.’ El adulto creativo es el niño que sobrevivió el tedio de la escuela, las inútiles palabras de los malos profesores, y las formas detractoras que le ofreció el mundo. El adulto creativo es en esencia simplemente eso: un niño.”
~ Ursula K. Le Guin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada