domingo, 29 de marzo de 2015


Tanto la quería que tardé en aprender a olvidarla 19 días y 500 noches.
Joaquín Sabina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada