miércoles, 25 de marzo de 2015


El camino es muy sencillo.

El camino consiste en salir de la mente tantas veces al día como te sea posible.

Siempre que tengas tiempo, sal de la mente.

Unas cuantas cosas pueden ayudarte.

Si no puedes estar sentado en silencio sin más, si sientes que tienes demasiada energía para hacer algo y no lo haces, entonces, toda esa energía se transforma en un juego de la mente, te será más fácil empezar con algo creativo.

Si te gusta la música, escucha música; sumérgete en ella.

Si amas el baile, baila; permítete desaparecer en el baile.

O cualquier otra cosa; si sabes cerámica, haz vasijas hermosas, poniendo en ello toda tu energía.

Cuando pones toda tu energía en algo, la mente no recibe ninguna energía y se vuelve silenciosa por voluntad propia.

OSHO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada